UA-75991703-2

Solicitarán que Chirimena y Chirere sean sedes del Campeonato Mundial de Surf

Tras el desarrollo del Segundo Campeonato Nacional de Surf, realizado en las playas de Chirere del 27 al 29 de septiembre, la Federación Venezolana de Surf (ISA) solicitará a la International Surfing Association para que Chirimena y Chirere sean sedes del próximo Campeonato Mundial de la especialidad a realizarse en 2020.

Así lo dio a conocer el presidente del Instituto de Deporte y Recreación del estado Miranda, Franklin Cardillo, quien señaló que Miranda tiene todas las condiciones para llevar adelante la magna cita deportiva.

Detalló que la Federación de la especialidad deberá hacer formalmente la petición a la máxima instancia de la disciplina mundial del deporte de las olas y las tablas. Aseguró que la entidad mirandina ya cuenta con la experiencia, el equipo, la organización y el respaldo para realizar con éxito el evento.

“Le hemos solicitado formalmente a la presidenta de la Federación Venezolana de Surf, Thaina Luna, por instrucción del gobernador Héctor Rodríguez, para que pida a la International Surfing Association la sede del Campeonato Mundial de Surf, bien sea para 2020 o 2021, específicamente para el mes de noviembre, fecha en la que se forman las mejores olas. Miranda tiene la estrategia para montar este evento que realizaremos con el apoyo del Ministerio del Deporte y del Gobierno nacional. Crearemos todas las condiciones para llevar con éxito este evento deportivo que reunirá a los mejores atletas de todas partes del mundo”.

Asimismo, Cardillo indicó que el Instituto de Deporte y Recreación  solicitó a la Federación Venezolana de Surf la sede del Tercer Campeonato Nacional de esta disciplina, la cual se llevará a cabo también en dichas playas barloventeñas en el mes de septiembre.

Recordó que con la celebración de dichas citas deportivas, se reactiva la actividad económica, productiva y turística en la región. “Los ganadores del Segundo Campeonato Nacional de Surf recibieron sus trofeos elaborados por artesanos de Chirimena y Chirere. Los emprendedores de estas comunidades vendieron alimentos y dulces a los visitantes y las posadas estuvieron ocupadas por parte de 450 atletas, así como por el equipo técnico, entrenadores, personal médico, familiares, amigos y demás temporadistas”.