Emprendedora Andrecsi Itriago: Aún en cuarentena avanzamos al éxito empresarial

El venezolano por naturaleza se ha caracterizado por luchar y superar con creatividad, constancia, trabajo, esfuerzo, dedicación y disciplina, cualquier adversidad económica y social que se le presente en el camino.

Ante este indicio son muchos lo que han decidido crear sus propios negocios, los cuales les ha permitido generar recursos suficientes para el sustento de sus familias; otros lo han hecho por crecimiento personal, por lo que se han puesto como reto emprender y crear una empresa para su autosuficiencia económica.

La pandemia ocasionada por la COVID-19 ha generado un problema que ha afectado severamente la actividad económica y comercial del país, incluyendo el sector emprendimiento.

Miranda no ha escapado a esa situación. Sin embargo, existen emprendedores mirandinos que permanecen activos en sus respectivos negocios, cumpliendo a cabalidad con las normas de seguridad, protección e higiene, para continuar ofreciendo bienes y servicios en materia de venta de alimentos, bebidas a domicilio, conocidos como delivery, mientras otros, pertenecientes al sector textil, hacen una pausa en la producción de prendas de vestir para dedicarse a elaborar los tapabocas, piezas muy indispensables en estos momentos para el personal médico, de seguridad y resto de la población.

Asimismo, hay emprendedores que no han cesado su actividad comercial y producen accesorios como carteras, billeteras, pulseras, entre otros productos.

Tal es el caso de Andrecsi Itriago, una joven, madre de una niña, quien se encuentra a la espera de su segundo bebé. Ella es la creadora y dueña de la marca Desing Recicle, empresa encargada de producir y vender accesorios ecológicos muy coloridos, resistentes y de gran calidad para damas y caballeros, elaborados con material reciclado a base de empaques de alimentos, chucherías, snack, papel periódico, entre otros.

Esta diseñadora gráfica, habitante del sector Bosque El Ingenio de Guatire, municipio Zamora, confiesa ser amante de la naturaleza, por lo que decidió proteger al medio ambiente recolectando los desechos sólidos para darle reutilidad, y al mismo tiempo generarle un buen ingreso económico para su hogar.

“Yo, cuando comencé con este negocio de fabricación de monederos, de carteras, de bolsos, pulseras, anillos, morrales y portamaquillaje, me la pasaba en la calle recogiendo la basura para obtener la materia prima y la gente se me quedaba viendo por ese extraño comportamiento. Hoy en día, mis vecinos y amigos me guardan estos tipos de empaques, así como de hojas de revistas. También utilizo plástico duro y periódicos para que los productos queden duros, resistentes y duraderos”, relata.

Confiesa Andrecsi que la pandemia la ha afectado en cierto porcentaje la producción y venta de sus productos, pero tiene confianza y fe que todo mejorará.

“A mi, gracias a Dios, me ha ido muy bien con este negocio, la recepción de mis productos ha sido muy buena por parte de mis clientes. Sin embargo, con la cuarentena social, mis ventas han bajado, porque buena parte de ellas las obtenía en las ferias o en la tienda Hecho en Venezuela Store, ubicada en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, pero también dispongo de la cuenta en Instagram @Andrecsitri y @DesingRecycling, desde donde ofrezco el catálogo de mis productos a los clientes amantes de este tipo de prendas”, expresa esta chica quien comenta como anécdota que en una feria de emprendimiento realizada por el Gobierno de Miranda en el Parque Generalísimo Francisco de Miranda, conoció a una cliente proveniente de Francia, quien muy atraída por sus productos, coloridos y originales, se llevó una buena cantidad de sus obras para exponerlos en el opening de una exposición de un artista plástico en la ciudad de París.

  Alcaldía de Urdaneta e Hidrocapital adelantan trabajos de reparación en bote de agua en Nueva Cúa

Durante la cuarentena social, la jornada de trabajo en su negocio de emprendimiento es de ocho horas diarias, la cuales las divide en cuatro horas en la mañana y el resto de su labor las dedica en las tardes.

En la sala de su casa, acompañada de su madre, realiza el corte de cada una de las piezas, de manera que cuando empiece la demanda y los pedidos, los cuales cree y tiene fe de que será pronto, comenzará a armar cada una de ellas para terminar sus productos y entregarlos.

Para Andrecsi la cuarentena social no es un impedimento para continuar avanzando al éxito como empresaria en el país, por lo que seguirá trabajando en lo que le gusta, en lo que le genera buenas ganancias económicas y para seguir aportando su grano de arena en el desarrollo económico de Venezuela.

“En nuestro país estamos haciendo cosas muy buenas. La constancia y la perseverancia me han hecho seguir adelante y tener muchos logros satisfactorios con mi empresa. Me siento muy orgullosa y quiero seguir multiplicando mis conocimientos y experiencias a otras personas para que también tengan éxito en la vida empresarial. Lo que hay que tener es fe y confianza en uno mismo de que sí se pueden lograr las cosas que uno se propone”, expresa de manera muy entusiasmada y con una gran sonrisa Andrecsi.