Mercado a cielo abierto benefició a 700 familias de Panaquire

Más de 7,8 toneladas de alimentos, entre víveres, proteínas, frutas y hortalizas se vendieron a precios solidarios en el casco central de la parroquia Panaquire, municipio Acevedo, a través del mercado a cielo abierto que desplegó la Secretaría de Seguridad y Soberanía Alimentaria de la Gobernación de Miranda, jornada que benefició a un total 700 familias del sector.

Durante el despliegue del Plan de Seguridad Fin de Semana Seguro y el Plan de Abordaje Integral Preventivo, frutas, hortalizas, tubérculos, pollo, pescado, charcutería, pan, y productos de aseo personal, tales como pasta de dientes, se ofrecieron a un 50% más económico que en establecimientos privados. Asimismo, se vendieron bolsas de comida que contienen arroz, lentejas, harina de maíz precocida y salsa de tomate a precios económicos.

Emma Marrón, coordinadora de los mercados comunitarios de la Secretaría de Seguridad y Soberanía Alimentaria para la región barloventeña, indicó que el objetivo de la jornada es brindarles productos de buena calidad a la población.

“Estamos trayendo alimentos a un sector deprimido, en donde el sector privado no suministra ningún tipo de productos al pueblo. La Secretaría de Seguridad y Soberanía Alimentaria, conformada por la Corporación de Desarrollo Agrícola (Cordami), la Corporación de Abastecimiento Miranda y la Corporación de Pesca del estado Miranda, ofrecen alimentos frescos y de primera calidad a todas estas familias que tanto lo necesitan”, señaló.

  Alcaldía de Carrizal activa Brigada Comunitaria de Trabajo y Producción

Asimismo, en el casco central de Panaquire se llevó a cabo una jornada integral, organizada por el Ejecutivo regional, conjuntamente con organismos e instituciones del Estado, en la que los habitantes de dicha parroquia barloventeña se beneficiaron con la colocación de vacunas, así como de actividades preventivas y recreativas. Se aplicaron 800 dosis de inmunizaciones tales como toxoides, pentavalentes, antiamarílicas y hepatitis.

La Oficina Nacional Antidrogas (ONA) ofreció atención psicológica a los presentes, al tiempo que efectivos de Protección Civil y Bomberos de Miranda dictaron charlas de riesgo y primeros auxilios respectivamente.

De igual forma, se ofrecieron clases de Escuela de Familias y actividades recreativas con papagayos y juegos tradicionales destinadas a los pequeños de la casa. Mientras que los pinta caritas y payasos llenaron de alegría los rostros de los niños presentes.

Fuente: Gobernación de Miranda