Parranda de San Pedro se celebrará con restricciones por la pandemia

Para la celebración de la Parranda de San Pedro de Guatire los días 28 y 29 de junio, la alcaldía del municipio Plaza y los seis grupos de parrandas de la localidad acordaron una programación especial que guarda las medidas sanitarias para evitar la propagación de la COVID-19.

En tal sentido, el alcalde Hugo Martínez exhorta al pueblo zamorano a “celebrar con fe y alegría” desde casa “con rezos, cantos y bailes”. “En familia podemos seguir cumpliendo la promesa de María Ignacia, promesa de todo un pueblo”, dijo, al tiempo que invitó a seguir la programación alusiva a la parranda de San Pedro y la santa misa sintonizando las diferentes radioemisoras de la localidad.

Para el domingo 28 se acordó realizar una emisión especial del programa institucional Zamora Vive y Produce, conducido por el mandatario local, que en esta ocasión se hará desde la iglesia Santa Cruz de Pacairigua. Mientras que el lunes 29, a partir de las diez de la mañana, será la eucaristía en honor a la parranda, ceremonia que será a puerta cerrada, con asistencia limitada.

“No habrá encuentro con el público como es la tradición, pero los fieles podrán escuchar la misa a través de las radioemisoras de la localidad”, agregó Martínez.

Por su parte, Miguel Alciro Berroterán, presidente del Centro de Educación Artística Andrés Eloy Blanco (CEA), agregó que este año no se realizará el acostumbrado velorio para evitar aglomeraciones y las imágenes de San Pedro de cada parranda, para mantener la costumbre de pernoctar “los santos” dentro de la iglesia, serán entregadas al sacerdote sin ceremonia,

Refirió además que los promeseros cumplirán desde sus casas con sus promesas y solo se permitirá la presencia de pocas personas en el recinto religioso durante la misa, guardando el distanciamiento social. Por cada parranda solo participarán un banderero, un cargador, María Ignacia, dos tucusitos y dos San Pedreños.

  Alcaldesa Wisely Álvarez presenta plan de flexibilización de cuarentena en Guaicaipuro

“Este año nos vemos en la obligación, por el bienestar de todos, acatar  estos acuerdos, por la salud de nuestra población y de nuestra parranda. Pedimos comprensión debido a la pandemia que nos afecta a todos por igual”, apuntó Berroterán.

La Parranda de San Pedro fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en el año 2013. La leyenda cuenta que una esclavizada de la época colonial, llamada María Ignacia, pidió al santo que curara a su hija, quien estaba muy grave de salud, a cambio de bailarle cada año en su día. La niña se curó milagrosamente y María Ignacia cumplió su promesa bailando los 29 de junio de cada año, acción que fue acompañada posteriormente por familiares y amigos, dando pie a la tradición.

Pasado el tiempo, María Ignacia enfermó y le hizo prometer a su esposo Domitilo continuar con la tradición, pero vestido de mujer para que el santo no se diera cuenta que ella no estaba presente. Así se fue repitiendo ese episodio sin falta hasta la actualidad.